Ansiedad al acercamiento (Approach anxiety)

ApproachanxietySeguramente has sentido, alguna vez, ese miedo que tenemos los hombres al acercarnos a hablar con mujeres desconocidas.   Imagina la escena: Ves una chica guapa, decides acercarte a conocerla e inmediatamente comienzas a ponerte nervioso, se dispara la adrenalina, sientes un ligero sudor frío, tus manos tiemblan un poco, tu voz se quiebra, en resumen, sientes miedo.

 

¿ Te has preguntado porqué lo sentimos ?

¿ De dónde viene o qué lo origina ?  

Si quieres superarlo de una vez por todas, aquí tienes la explicación.

 

Lo creas o no, esa ansiedad o miedo al acercamiento, es un mecanismo de supervivencia que está programado en nuestro cerebro desde que nacemos. Es una reaccion innata que se ha generado durante años de evolución.

 

Nuestra cultura y ambiente social está cambiando todo el tiempo, sin embargo, nuesta genética y comportamiento reptiliano es el mismo desde hace miles de años. En aquel entonces los humanos vivían en grupos pequeños en los que todos se conocían, así que cuando un hombre abordaba a una mujer y era rechazado, todas en la tribu se enteraban y era muy probable que las demás mujeres también lo rechazaran y no tendría con quien reproducirse, por lo que sus genes serían eliminados.  De ahí surge el miedo al rechazo femenino.

 

Por si esto fuera poco, en las tribus pequeñas generalmente había un Macho Alfa que dominaba a todos, era el semental que se acostaba con varias hembras y obviamente las protegía, así que, si alguien por error abordaba a una de sus mujeres, lo más seguro es que el Macho Alfa lo matara a golpes o mandara a sus ayudantes a hacerlo.

 

 

Así que en ese tiempo, no era sólo cuestión de abordar a una mujer, sino que estaba en juego su descendencia y su vida misma. El resto fue cuestión de tiempo. Los genes valientes que fueron rechazados terminaron sin descendencia, los genes intrépidos que abordaron a la mujer equivocada terminaron muertos en manos del macho alfa y los genes miedosos/cautelosos que abordaron a la mujer correcta son los que sobrevivieron y han prevalecido hasta nuestros días.  (Los Alfa de las tribus generalmente eran destronados y sus genes terminaban mezclados con los otros. Aún así, una pequeña cantidad de hombres tendrán genes de Macho Alfa y por ende no sentirán ningún miedo al abordar mujeres, pero son la minoría y son conocidos como “Naturales”.)

 

¿ Ahora entiendes porque instintivamente reaccionamos de esa manera ?

 

La buena noticia es que los tiempos han cambiado y ya no vivimos en tribus pequeñas. Actualmente si una mujer te rechaza, no pasa absolutamente nada, nadie se entera y puedes encontrar otra mujer a la vuelta de la esquina, hay millones en el mundo, así que tu descendencia no se verá comprometida. Acepta que serás rechazado algunas veces antes de lograr éxito con las mujeres, y no hay absolutamente nada de malo en ello.  Además puedes quedarte tranquilo, nadie va a matarte si te encuentra platicando con su chica. Realmente no existe ningún riesgo al abordar a una mujer desconocida en la actualidad.

 

 

Ahora entenderás que esos miedos son obsoletos y actualmente están infundados. El miedo seguirá ahí por que es algo innato, pero ahora que conoces su origen y sabes que no conlleva ningún riesgo podrás ignorarlo y comenzar a abordar mujeres cada vez más fácilmente.

 

Actualmente tu puedes tomar el puesto del Macho Alfa utilizando las técnicas PUA.  Apóyate con la Regla de los 3 Segundos, y notarás que con cada acercamiento que hagas la ansiedad irá disminuyendo y tendrás mayor confianza. Cuida tu lenguaje corporal durante el acercamiento y usa una limitante temporal para disminuir las probabilidades de rechazo. Ve y practica, aborda cuantas mujeres puedas. Aún los mejores PUAs admiten sentir un poco de ansiedad, pero gracias a la práctica constante han logrado dominarla y disminuirla al mínimo.

 

“El día que ya no sientas miedo al abordar a una mujer, será el día en que necesites buscar otra cosa que hacer, alguna otra avticidad que tenga el suficiente valor como para causarte miedo.” – Juggler